lunes, 24 de febrero de 2014

Figuras de novios muy extrañas.

Hace unos días estuve merodeando por Etsy, buscando qué tipo de artículos bodiles estaban a la venta por estos tiempos. Empecé mirando tarjetas y meseros, mis artículos favoritos, (hace tiempo, en este post, hice una selección de lo mejor que encontré), y luego mi búsqueda derivó en diferentes artículos de decoración, zapatos, joyas y al final... figuras de novios.

Lo cierto es que en Esty se encuentran estas figuras monísimas de animalitos que están reproducidas decenas de veces en blogs y revistas, pero lo que quizás no sabíais es que también en esta tienda online se dan cita figuritas de novios de lo más más extrañas y de dudoso (buen) gusto. Y sí, lo más increíble, todas ellas están a la venta...

Hace mucho que no hago un post así un poco más gracioso y menos trascendental, y se me ocurrió hacer una recopilación de estas figuras para alegraros un poquito la mañana del lunes, ¡que ya está llegando el calorcito!. Aviso: algunas de estas figuras pueden herir vuestra sensibilidad, avisad@s estáis ;-)

1. Empezamos con una figura de novios de los años 70 que podría describirse como "puro minimalismo", apto para los novios más originales y bohemios.  Creedme, igual esta figura os parece "demasié", pero os aseguro que es la más bonita y la más normal que vais a ver en este post.

Vintage Kitsch 1970s Wedding Cake Topper Bride and Groom
La sencillez y las líneas puras son lo que cuentan ¿verdad? via

martes, 11 de febrero de 2014

Una boda de verano a los pies de la Alhambra

Hace unas semanas me llegó un inesperado y sorprendente mail a mi correo... Una pareja de novios, Juanma y María José, lectores de mi blog y que me enviaban las fotografías de su boda ¡con una crónica preciosa!

La verdad es que me encanta ver reportajes de bodas reales, "convencionales pero diferentes", bodas muy nuestras... Recuerdo en mi etapa forera de bodas que me pasaba literalmente horas viendo fotografías y leyendo una crónica tras otra. Por eso para mí es muy especial compartir esta boda con vosotros, para que os inspiréis, cojáis ideas y disfrutéis de la magia de esta boda "sueño de una noche de verano", como la han apodado sus protagonistas.

Os adelanto un par de ideas que a mí me han inspirado mucho: la primera, hacer una cena tipo cóctel en vez del clásico menú completo en mesa; y la segunda, una decoración sorprendente muy floral en un antiguo palacete andalusí.


miércoles, 29 de enero de 2014

Las doce cosas que mi yo actual le diría a mi yo de novia (parte 2/2)



Siguiendo con el post que empecé algunos días (aquí la primera parte), estas son las doce cosas que, tras casi dos años de haberme casado y aún más tiempo de empezar a organizar mi boda, le diría a mi yo de aquellos momentos.


7. Nena, no te sientas cursi; estás en tu papel de novia.

Pues sí. Las bodas son románticas, y las bodas en casi todos los casos son cursis. Y no, no me digas que la tuya NO lo es porque vas con un ramo de flores silvestres en vez de uno de peonías o rosas blancas, porque tu vestido es liso de seda y no de encaje, o porque para celebrarlo habéis elegido un edificio industrial y decoración de papel en vez de la clásica iglesia. A ver, que por mucho que queramos inventar y hacer original en las bodas (cosa por la que abogo, por supuesto) al final no deja de ser una celebración romántica, en nombre del amor, donde nos vestimos de princesas (sea cual sea el concepto que cada una tiene de princesa), preparamos un buffet o un banquete y damos regalitos y golosinas.

Así que ¿que hay de malo en saberlo de antemano y... disfrutarlo? Personalmente, no me gusta que las personas de tu alrededor critiquen si quieres llevar una corona de flores o quieres adornar el sitio de celebración con lacitos y flores de color pastel. Si una quiere ser cursi, o blandita, o como se quiera llamar, este es el momento perfecto. Si una quiere enseñar con orgullo su anillo de prometida, o llorar cuando se haya probado el vestido de novia (su vestido), está en todo su derecho. Como dice Martina, en este post que me ha hecho mucha gracia, toda novia lleva una "Bridezilla" dentro... :-)

Yo particularmente, conecté con mi lado cursi y "ultra-femenino" en esa etapa de los preparativos. Y como se dice en mi pueblo, a mucha honra.


A selection of A's Faves of B's (2)
Holland Photo Arts. via

lunes, 13 de enero de 2014

Las doce cosas que mi yo actual le diría a mi yo de novia


Quisiera empezar el año con un post "contundente". Tengo otros en borradores (entre ellos, la crónica de una boda preciosa que me mandaron hace un par de meses), pero quería para este primer artículo del año algo muy personal y que resumiese lo poco o mucho que he aprendido desde que empecé mi andadura como novia.

Hace tiempo que empecé esta lista de consejos, recomendaciones o como lo queráis llamar. Ya he dicho alguna vez que no es conveniente seguir a ciegas los consejos de los demás, pues cada uno partimos de diferentes situaciones, y lo que es una ayuda para unos puede ser una contraindicación para otros (por ponerlo en forma de metáfora: se puede dar agua a un sediento, pero no a alguien que se está ahogando). Así pues, tomaos esta lista como lo que una amiga, en un momento de charla personal y sin intentar cambiaros de idea, os diría si le plantearáis esta interesante pregunta:

¿qué cosas tu yo actual le diría a tu yo de hace meses, cuando eras una novia?

lunes, 30 de diciembre de 2013

Fin de año y autodisciplina

Se va apagando poco a poco este 2013 y en las conversaciones, los blogs y las bitácoras proliferan la enumeración de deseos y propósitos para Año Nuevo.
Contando estrellas
Via: burnettsboards.com

La verdad es que yo he sido siempre "muy de listas" de este tipo. Suelo hacer dos al año: una en fin de año, y otra para mi cumple, que pilla justo en la mitad. Puesto que este es, además de un blog de bodas, mi espacio personal, me gustaría dejar aquí unas anotaciones breves sobre esto.

Aunque hace casi doce meses completos que empezó el año, cuando releo mi post del día uno de enero sobre "mi objetivo este año es ser más disciplinada" abro los ojos con asombro, porque me parece que realmente no hace tanto. Que este post lo escribí algún día del mes pasado. Y no... hace ya casi un añito, señores.

¿He aprendido algo sobre autodisciplina este año? Buf, aprender he aprendido mucho, practicar algo menos de lo que me hubiera gustado. Entre estas enseñanzas podría listar...:

lunes, 23 de diciembre de 2013

Navidades en familia... de dos.

Y ya están aquí... nuestras segundas navidades de casados. Que para nosotros además significan, nuestras segundas navidades viviendo juntos.

Ya expliqué el año pasado que a mí las navidades en estos últimos años, me provocan sentimientos encontrados. Supongo que es lo que tiene la madurez, a veces. Dejas de vivir en una nube rosa de inocencia e ilusión, y una cierta despreocupación respecto al futuro (cuando una es joven, el futuro siempre es maravilloso) y ves la realidad tal cual es... Hay cosas que te sorprenden de lo bonitas que son, incluso sin las capas de fantasía. Otras te dejan el corazón un tanto helado.

Esta Navidad la verdad es que me la he tomado con filosofía. He decidido salir un poco de la vorágine del consumismo, y también de las obligaciones. He decorado mi casa, he enviado una tarjeta navideña a una persona a la que no voy a ver y he ido a la iglesia (algo que llevaba sin hacer muchos, muchos meses). He decidido no forzarme a sentir alegría, ni ilusión, ni paz, ni armonía ni nada. Simplemente no forzarme.

Y he decidido hacer algo que siempre había querido hacer, aunque nunca me había permitido: irme a pasar la Nochebuena a otra ciudad con mi pareja. Durante todas las Navidades he tenido y tengo otros planes, dos cenas con amigos y otras tantas con familiares. Y en Nochebuena... pues me apetece, simplemente, escaparme de un evento familiar multitudinario al que no me apetecía mucho ir (no por malas relaciones, sino porque este año no estoy de humor para cenar con tanta gente) y aplicar la máxima del "menos es más".


lunes, 9 de diciembre de 2013

Planes en pareja: mudanza

Hablar de mudanza hace que, a los que las hemos experimentado, se nos erice a la vez el vello de ambos brazos y recuerdos, algunos entrañables y otros horrorosos, inunden nuestra cabeza.



Pues bien, hace unas semanas, mi marido y yo estuvimos de mudanza. Una mudanza complicada porque el piso "de destino" estaba en un proceso de reforma. Así que a las ¡decenas! de cajas y muebles varios esparcidos por el nuevo piso, se sumaron el polvo producido por esta reforma y una cierta desesperación... Al final, y como todo, las obras finalizaron, las cajas se colocaron, y todo quedó limpio, bonito y a nuestro gusto.

Así que en este estado actual de orden y calma, diferente a lo que fue semanas atrás, he querido pararme a pensar un momento para reconocer los puntos buenos que ha tenido esta reciente mudanza. Y daros ánimos e ideas a las que estáis en un proceso similar de mudanza, reforma o "casa desbaratada o a medio amueblar".

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...